Armario ordenado: sácale el máximo partido a tu ropa
armario-ordenado

Armario ordenado: sácale el máximo partido a tu ropa

9 minutos

Tener el armario ordenado no solo es la mejor forma para facilitar el proceso de elegir la ropa más adecuada, ya sea en el día a día o para una ocasión especial, sino que también es clave para sacarle el máximo partido a las prendas que se esconden en él, y, no menos importante, para tener una sensación de bienestar y equilibrio en el hogar.

Descubre nuestra nueva colección de joyas

Muchas mujeres sueñan con tener un vestidor como el de Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York, pero siendo sinceros, no es lo más habitual. Así que la solución pasa por adaptarse al espacio disponible y optimizar su contenido. La clave es: ¿cómo conseguirlo? A través de cuatro sencillos pasos.

Paso 1: revisión y purga

Temporada tras temporada nuevos accesorios y prendas se incorporan al fondo de armario por motivos de lo más variados (regalos, rebajas, compras por impulso, etc.), haciendo que cada vez haya más artículos llenando el espacio y creando confusión en él. El primer paso para optimizar el armario pasará por hacer una revisión a fondo de todo su contenido (sí, todo, incluso lo que está en el altillo, en el fondo o en esa caja que no se abre hace años), y por ir apartando aquellas prendas y accesorios que no se han utilizado en los últimos dos años. 

Según los expertos, salvo en casos muy especiales (un vestido de fiesta, un mono de esquí, unos zapatos con un tacón espectacular), si no se ha utilizado en los últimos veinticuatro meses, sobra. Pero… ¿qué hacer con las prendas desechadas? Muchas tiendas cuentan con contenedores para este fin, y por cada bolsa que se entrega con prendas usadas que ya no se utilizan, facilitarán un descuento para próximas compras.

Un consejo útil de cara a futuras purgas de armario es que escojas joyas con diseños neutros: ¡combinan con todo y nunca pasarán de moda! Descubre la colección Essentials y enamórate de ella.

Paso 2: orden por temporada

Si se tiene la suerte de contar con un armario con un tamaño que permita no tener que hacer cambio de temporada en otoño/invierno y primavera/verano, algo que no es muy habitual, perfecto, se pasaría directamente al paso 3. Si no es el caso, una vez revisado todo el contenido del armario, tocaría dividir todas las prendas y accesorios en tres partes: aquellos que se utilizan durante todo el año, aquellos que se prevé utilizar en los próximos meses, y los que hasta la siguiente temporada, en principio, no se van a echar de menos. 

Estos últimos deberían estar guardados de forma organizada en cajas, ya sea en el altillo, en el trastero, al fondo del armario, de forma que no ocupen lugar y despejen el espacio disponible.

Paso 3: orden por tipo de prenda o accesorio

El objetivo es que, nada más abrir la puerta del armario o los cajones, los ojos puedan hacerse una visión panorámica global de todas las prendas y accesorios que hay disponibles. Para eso, una vez separado todo el contenido por temporadas, llega el momento de organizar la temporada actual por tipo de prenda o complemento. Partes de arriba, faldas, pantalones, vestidos, bolsos, calzado y otros accesorios deben estar junto a todos los artículos de su misma categoría para facilitar el proceso. 

Unas barras incorporadas a la parte interior de la puerta del armario pueden ser la opción perfecta para colocar pañuelos, cinturones o bolsos sin restar espacio del armario en sí. Los artículos más pequeños, como las joyas, serán mucho más accesibles y fáciles de ver incorporando a un cajón separadores que permitan tener bien organizados collares, pendientes o sortijas. Así, además, se evitarán las frecuentes y molestas pérdidas.

Paso 4: orden por color

Siguiendo con el objetivo claro de conseguir, de un solo vistazo, hacerse una idea general de todo el surtido disponible, el siguiente paso es organizar cada tipo de prenda por color. Tonos neutros, lisos, estampados, cálidos o fríos. Así, una vez elegida una prenda, será mucho más sencillo ver con qué combina para crear el look más adecuado para cada ocasión, y optimizar tanto el tiempo como los artículos disponibles. De esta manera, además, será evidente si falta algún básico para tener en cuenta de cara a próximas compras: un pantalón de vestir, una camisa blanca, un Little Black Dress, etc.

Comienza a poner orden en tu armario

Como puedes ver, ordenar tu armario no solo te aporta bienestar, sino que también es el primer paso para ahorrar tiempo y dinero. Además, te aportará la visión panorámica de tu armario que necesitas, por lo que facilita que puedas hacer mejores combinaciones de ropa.